Grand Central Terminal – Nueva York

Grand Central Terminal Grand Central Terminal, en Nueva York, la construyó la compañía New York Central Railroad en el apogeo de los trenes de larga distancia de Estados Unidos. Es la estación de trenes más grande en el mundo en número de andenes: tiene un total de 44, con 67 vías a lo largo de la estación. Hay dos niveles, ambos subterráneos, con 41 vías en el nivel superior y 26 en el nivel inferior.

Sin embargo, a pesar de todos estos datos, lo más llamativo de la estación es, sin duda alguna, su decoración interior. Especialmente llamativo es el techo, concebido en 1912 por Paul César Helleu y Whitney Warren. En 1930 se reemplazó para corregir la caída del yeso. Este nuevo techo se vio oculto por una capa de alquitrán y nicotina procedente del tabaco que se fumaba en el vestíbulo. Con su restauración sacó el esplendor de antaño. Se trata de una decoración con motivos astronómicos. Cuenta con dos peculiaridades: el cielo está al revés y las estrellas están ligeramente desplazadas.

Más allá de eso, Grand Central Terminal tiene otros tesoros de gran valor. Por ejemplo Oyster Bar, el más antiguo negocio de la estación; o el Vanderbilt Hall, antigua sala de espera principal, ahora alquilada para eventos privados.

Cómo llegar

No se admiten más comentarios