Día 2. San Francisco caminando.

El segundo día se puede dedicar a conocer la ciudad pero caminando, olvidándonos del coche y pensando más en nuestras piernas y en el transporte público de la ciudad.

Yo me alojé en el hotel Renoir, bien de precio y regular de calidad (hablo de 2007, teóricamente iban a reformarlo después de esa fecha). La ubicación es algo engañosa, pues se encuentra en Market Street, cerca de una parada del BART (como los trenes de Cercanías), cerca del Ayuntamiento, pero pegado a Tenderloin, un barrio que deja mucho que desear. En cualquier caso, a 10 minutos andando hacia el noreste se llega a Powell Street, calle donde comienza una de las líneas de tranvía clásico que atraviesan la ciudad. En este caso se trata de hacer el recorrido de la línea Powell-Hyde, que nos lleva hasta los muelles del norte de la ciudad.

292 - Alcatraz.JPG El plan que yo hice fue visitar esa mañana la isla de Alcatraz y su prisión-museo. Así pues, sabiendo el horario al que salía el ferry desde el muelle 33 y habiendo comprado las entradas con anterioridad en http://www.alcatrazcruises.com/, muy recomendable si no queremos llevarnos sorpresas, lo que hice fue caminar con tranquilidad hasta llegar al muelle con suficiente tiempo de antelación. El trayecto dura unos 15 minutos y el ferry nos deja en el embarcadero de la isla, justo frente a la entrada de la prisión-museo. Así comienza el recorrido por este peculiar lugar, en el que pasaremos por infinidad de lugares como las celdas habituales, las celdas de aislamiento, la librería, el comedor y el patio, entre muchos otros. Al comienzo se da una audoguía que resulta muy útil para saber más cosas de lo que allí pasó durante tantos años. La visita dura el tiempo que nosotros queramos, pero lo normal es que se pasen unas 2 horas allí. Se puede pasar menos tiempo si tenemos mucha prisa o más tiempo si vamos a pasar varios días en San Francisco.

328 - El Palacio de Bellas Artes.JPG El ferry de vuelta nos deja en el mismo muelle 33. Para quienes quieran caminar, lo que hice les gustará mucho. Desde el citado muelle llegué hacia el sur hasta Chestnut Street y desde ahí, caminando siempre en dirección oeste, llegué hasta el lejano cruce con Richardson Ave. Seguí por esta avenida hasta el cercano cruce con Lyon Street y un poquito más al norte encontré el llamado Palacio de Bellas Artes de San Francisco, un lugar que aparece en algunas películas como ‘La Roca’, protagonizada por Sean Connery. Para volver a la zona que nos queda por visitar hay que ir a Broderick Sreet, en el cruce con Beach St‎reet, y coger la línea 30 de autobús. Se puede llegar hasta la parada de Columbus Ave & Union St‎reet, junto a Washington Square. Llegamos así de nuevo a Powell Street, aunque lo conveniente es ir hasta la paralela, Stockton Street, y caminar hacia el sur para llegar hasta Chinatown.

358 - Chinatown.JPG Ya en el barrio chino lo mejor que podemos hacer es dar vueltas por sus calles, entrar en las tiendas, comprar algún recuerdo si se nos antoja. Para quienes nunca hayan visitado uno de los muchos Chinatown que hay en Estados Unidos o en otras partes del mundo, como el que hay en Yokohama, supone un cambio bastante importante con respecto al resto de la ciudad, especialmente en cuanto a las cosas que se ven. Si no fuera por los turistas que merodean por la zona, podríamos llegar a pensar que hemos cambiado de país al cruzar una determinada calle. Ya para finalizar la visita, al este del barrio chino queda el distrito financiero de San Francisco, de donde cabe destacar un edificio por encima de los demás: la Pirámide Transamerica.

No se admiten más comentarios