Museo Británico

Museo BritánicoEl Museo Británico o British Museum se trata del mayor museo de Gran Bretaña y consta de 9 departamentos que cuidan de la colección nacional de arqueología y etnografía. Recibe más de 6 millones de visitantes cada año y contiene unos 4 millones de objetos. Podemos encontrar desde huesos prehistóricos o fragmentos del Partenón hasta salas de palacios asirios y joyas de oro. Poseer tantas piezas hace que el museo ofrezca cosas nuevas casi a diario. Se exhiben piezas diferentes, se organizan exposiciones especiales y los nuevos descubrimientos obligan a ajustar las consideraciones sobre otros objetos. También crece casi a diario con los descubrimientos arqueológicos británicos, las donaciones y las adquisiciones.

La idea de este museo nació de sir Hans Sloane. Era un médico que vivía en el cercano Bedford Place y que se dedicaba a coleccionar minerales, monedas, libros y otros objetos. Antes de su muerte, en 1753, sugirió al Gobierno que comprara sus 80.000 objetos y el Gobierno aceptó. Ese mismo año se aprobó la British Museum Act y se creó el primer museo público de Londres. Sus puertas abrieron en enero de 1759. Creció rápidamente, incluso antes de su inauguración, pues en 1757 Jorge II donó la mayor parte de sus 12.000 volúmenes de la Royal Library. A eso hay que añadir los jarrones antiguos de Hamilton; las esculturas clásicas de Townley; los mármoles de Elgin; la biblioteca de Jorge III; las colecciones obtenidas por el capitán James Cook en sus viajes; y las monedas del Banco de Inglaterra.

A medida que la colección iba creciendo, el edificio también lo hacía. Entre 1823 y 1838 se construyó un gran templo clásico al rededor del edificio principal del museo. Posteriormente, éste se derribó para dejar espacio a la gran columnata de la entrada y el pórtico. La abovedada Reading Room se construyó entre 1854 y 1857. En el espacio sobrante se crearon galerías con miles de libros. En 1881 el departamento de Historia Natural se trasladó a otro barrio para dejar espacio. Ya en 1973 el departamento de libros y manuscritos ocupó la British Library, situada en una parte del museo.

En 2003, coincidiendo con la celebración del 250 aniversario del museo, se concluyó un gran programa de expansión y renovación cuya piedra angular fue el Great Court, vaciado por completo a excepción de la ya mencionada Reading Room, y con un techo de cristal, se transformó en otra plaza pública de Bloomsbury. Es la zona de información de las 100 galerías del museo, con una oficina central para sus actos educativos, un espacio donde los visitantes pueden descansar, comprar y pasar de una zona a otra del museo.

¿Qué cosas se pueden ver en su interior? Podemos encontrar la piedra de Rosetta, esculturas del Templo de Atenea del Partenón, el monumento de Nereida, esculturas de toros asirios y también antigüedades egipcias.

Cómo llegar

No se admiten más comentarios