Puente de la Torre de Londres

Puente de la Torre de LondresEl Puente de la Torre de Londres es otro de los símbolos que más representan a la capital inglesa. Su construcción comenzó en 1886. Se levantó para descongestionar otros puentes de la City, cuando los grandes barcos entraban en el Upper Pool del puerto. Fue el Parlamento quien autorizó la construcción de un puente levadizo doble un año antes. Estipulaba que fuera de estilo gótico para que armonizara con la vecina Torre de Londres; y que sus arcadas fueran de 60 metros, 41 metros por encima del río.

Fue inaugurado en 1894 por el entonces Príncipe de Gales. Tenía 244 metros de longitud y costó 800.000 libras de la época. Hoy, los ascensores llevan a los visitantes hasta la Tower Bridge Experience. Allí encontrarán una exposición sobre el puente y la Sala de los Motores, cuyas calderas de carbón movían el sistema hidráulico hasta que se electrificó en 1976.

A pesar de su diseño gótico, el Puente de la Torre de Londres era extremadamente moderno. Las dos torres tienen una estructura de acero cubierta de piedra para poder albergar la maquinaria hidráulica y soportar el peso de mil toneladas de cada báscula. También contienen los ascensores para la pasarela. Los dos tramos laterales del puente cuelgan de una estructura metálica curva.

Solo se necesitan 90 segundos para levantar el puente. En otros tiempos se abría unas 50 veces al día, pero actualmente, con los muelles cerrados, se abre unas 500 veces al año (hasta 15 veces al día en verano). A veces se abre para ocasiones ceremoniales, como la llegada del yate real Britannia para las celebraciones del 50 aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial.

Cómo llegar

No se admiten más comentarios