Riviera Maya

Riviera MayaRiviera Maya. Hacer un viaje a México siempre es una aventura, aunque merece la pena tenerla y vivirla a fondo.

Esta zona de México empezó a explotarse turísticamente hace unos pocos años, y eso se nota en cuanto llegas. Es un perfecto contraste entre reducidas infraestructuras y modernos y nuevos complejos hoteleros; un nivel de vida bajo de los núcleos urbanos de la zona comparado con el lujo que los turistas encuentran en sus hoteles; lo mas salvaje y profundo de la selva y el mar caribe con los gigantescos resorts completos de actividades para hacer en ellos.

Lo primero que descubrimos fue el hotel. Un mega complejo hotelero encima de un manglar. Para llegar desde el centro del complejo hasta las habitaciones era necesario cruzar ese manglar por numerosos puentes. Al llegar de noche, todo esto todavía lo hacia mas salvaje. Pero al día siguiente, cuando deshaces el camino para ir a desayunar y ya con luz, entonces eres realmente consciente de la grandeza natural de donde estas. Inmensos árboles tolerantes al agua salada crecen por todas partes haciendo casi imposible ver el agua que hay mas abajo. Diversidad de aves, peces, insectos, plantas y flores. Eso hace que no puedas dejar de mirar a todos lados descubriendo en cada mirada cosas nuevas.

Si hay algo que sin duda se puede encontrar en la Riviera Maya es naturaleza. En todas las formas posibles y completamente salvaje. Incluso las zonas preparadas para los turistas siguen manteniendo esa sensación de encontrarte en mitad de la selva. Cuando visitas Xel Ha o Xcaret puedes disfrutar de todo lo salvaje de la naturaleza pero de manera controlada y segura. En estos dos parques acuáticos naturales pueden hacer diferente tipo de cosas. Por ejemplo bañarte con delfines; descender un rio sobre neumáticos gigantes; hacer snorkel rodeado de infinidad de peces de todos los colores imaginables; y disfrutar de la selva paseando a través de ella mientras compartimos espacio, en ocasiones muy de cerca, con las iguanas gigantes que están presentes en todo momento.

Aunque la naturaleza y la selva no es lo único que se puede encontrar en la Riviera Maya. Hay núcleos urbanos también extremos. Desde Cancún hasta playa del Carmen. Dos formas de vivir muy distintas. Cancún es una ciudad turística llena de edificios grandes donde se encuentra de todo. Por la noche las calles y locales de moda se convierten en un hervidero de gente pasándolo bien. Mientras que playa del Carmen es un trocito de México cerca del mar caribe. Allí se pueden compaginar las playas de fina arena con casas bajas donde poder comer la comida típica mexicana o comprar recuerdos.

Cuando llega el momento de volver al pasado Maya hay dos sitios que no se deben perder. Tulum, una antigua ciudad amurallada al sur de la Riviera. Contrastan sus ruinas con unas espectaculares vistas del mar Caribe que se fusionan de manera perfecta. Y Chichen Itza, ubicada en el interior de la península del Yucantan. Reúne una de las mayores y principales fuentes arqueológicas de la cultura Maya.

Y si lo que quieres es vivir la naturaleza de verdad, no te puedes perder lo cenotes. Si lo traducimos directamente del maya ts’ono’ot significa caverna con agua. Y eso te encuentras. Si eres amante del buceo, no puedes dejar pasar la oportunidad de vivir y sentir la experiencia de sumergirte en claras y cristalinas aguas en el interior de inmensas cavernas. Siguiendo con el submarinismo, para aquellos que quieran descubrir sus mundialmente famosos arrecifes no se pueden perder la isla de Cozumel.

Para ello habrá que dar un pequeño salto a una isla cercana a la península del Yucatán, dentro del mar caribe y tan solo a unos 50 km. Esta isla es mundialmente famosa por su buceo en sus arrecifes pero no solo está hecha para los aficionados al submarinismo. También sus inmensas playas de arena fina y blanca permiten a aquellos que quieran otro tipo de turismo poder disfrutar de este oasis en mitad del mar Caribe.

La Riviera Maya es uno de esos viajes que no debe perderse nadie. Un lugar donde descubrir nuevas culturas, nuevas formas de vida. Donde vivir la selva y un viaje que será algo que nunca olvidarás.

No se admiten más comentarios