Suiza

Suiza, el país helvético, uno de los países con más historia de Europa, ofrece contrastes dignos de ser fotografiados. En primer lugar, la diversidad cultural del país implica la integración de diferentes estilos urbanísticos y arquitectónicos en sus ciudades. La influencia la cultura francesa, la alemana y la italiana según la zona del país hace que veamos diferentes ciudades y edificios, aunque en el fondo el espíritu es siempre el mismo. En segundo lugar, sus diversos paisajes dominados por el color verde de sus campos y sus lagos y montañas hacen que podamos fotografiar lugares increíbles dentro de un país relativamente pequeño.

Al este, en la zona donde más influencia ha tenido la parte alemana, podemos ver ciudades tan conocidas como Zurich y Basilea. Al oeste, en la zona que queda más cerca de Francia, está la multicultural ciudad de Ginebra, con el impresionante lago Leman bañando sus calles. En el centro están las ciudades de Berna y Lucerna, que aún conservan mucho del espíritu medieval que caracterizó a ambas hace 5 siglos. Al sur está Lugano, muy cerca de la frontera con Italia y con un marcado estilo transalpino.

Para este viaje utilicé una cámara nueva, la Fujifilm HS10, que se caracteriza especialmente por sus 10 megapíxeles de resolución, sus 30 aumentos de zoom óptico y, muy especialmente, por su capacidad para grabar vídeos en full HD. Así, casi podemos descartar la cámara de vídeo, utilizando un mismo ingenio para captar instantáneas y grabar vídeo en alta calidad. Todo un acierto por su relación calidad-precio y por su facilidad de manejo.

  • Hoteles

  • Facebook

    Facebook Pagelike Widget
  • Twitter